ARGENTINA VIAJERA » RÍO NEGRO » Bariloche - Circuito Lacustre
 
 


Volver al Circuito

CIRCUITO LACUSTRE - BOSQUE DE ARRAYANES Y LA ISLA VICTORIA


Bariloche se ha convertido en una ciudad lacustre por excelencia.
Desde Puerto Pañuelo salen cotidianamente embarcaciones de cierto porte, con todas las comodidades, que han hecho del Lago Nahuel Huapi uno de los más transitados del mundo.

Una de las excursiones más reconocidas, es la que nos acerca a la Isla Victoria, recorriendo además el Bosque de Arrayanes.

Después de un corto trayecto de 50 minutos de navegación, se llega al Puerto de Quetrihué, ubicado en la península del mismo nombre. En lengua nativa significa “lugar donde hay arrayán“.
Esta zona se ha instituido como Parque Nacional Bosque de Arrayanes aunque jurisdiccionalmente está dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Bosque de Arrayanes - Bariloche

Desde aquí emprendemos un paseo que nos hará conocer uno de los bosques relictos de la Patagonia Argentina. Se trata del Bosque de Arrayanes, esos árboles de corteza fría, de color canela, que tienen una floración parecida a los azahares, árboles nativos de esta zona andina y que ocupa una superficie de 12 hectáreas.

El trayecto se hace sobre tarimas de madera a los efectos de evitar todo compromiso para la especie. Este árbol crece lentamente y ha sido muy castigado en las últimas décadas, razón por la cual se trata de preservarlo a toda costa, evitando que las vainas sean pisoteadas, impidiendo la reproducción de los mismos.

 

En el medio del bosque hay una casita de te, donde se pueden adquirir también recuerdos de la zona. Los lugareños relacionan este sector del bosque con la figura del director Walt Disney, quien visitó en alguna ocasión la región y se inspiró aquí para realizar la superproducción “Bambi”.

Un lugar maravilloso
donde ponerse en contacto con la más pura e intangible naturaleza,
observando ejemplares que tienen un promedio de 500 años de antigüedad.

Isla Victoria - Bariloche

Desde aquí y por medio de una embarcación seguiremos camino hasta el Puerto Anchorena en plena Isla Victoria.

Esta isla, de neto corte glaciario, es alargada y conserva restos de sedimentación diseminada en su suelo. La máxima altura es el Cerro Quemado que cuenta con 1030 metros.
En la isla se encuentra un muy exclusivo hotel, que cuenta con todas las comodidades necesarias, un sistema de aerosillas nos lleva hasta un restaurante y parador para obtener las más increíbles postales del lugar.

La Isla Victoria es una gran reserva natural, donde se ha tratado de preservar la flora y la fauna del lugar. Sólo algunos senderos son permitidos para la libre circulación de los turistas que llegan hasta ella.

CIRCUITOS LIBRES: existe la posibilidad de realizar pequeños circuitos en forma independiente ya que se encuentran demarcados en toda su extensión y sin posibilidades de perderse.

CIRCUITO CERRO BELLA VISTA: el trayecto de ascenso al Cerro Bella Vista es un recorrido que no podemos obviar. Nos permitirá llegar a la cota de 900 metros del Cerro y presenciar desde el Mirador: Balcón Maravilla, una de las vistas más espectaculares.

CIRCUITO BOTÁNICO: aquí se encuentran especies autóctonas, pero también se han introducido especie s como las sequoias , que fueron traídas desde Estados Unidos y que han prosperado en un ambiente similar al que poseen en su región de origen.
Implantadas en un verdadero vivero dentro de la isla, han sido catalogadas y son objeto de estudios permanentes.

CIRCUITO COSTERO: en los meses de verano, cuando las temperaturas del agua lo permiten, tendrán la posibilidad de pasar un lindo rato en la Playa del Toro, protegida por la bahìa Anchorena.

MOUNTAIN BIKE: es un programa especialmente armado para los que tengan deseo de ascender el Cerro Bella Vista en la isla. El primer tramo se realiza el ascenso en aerosilla para luego realizar el Mountain Bike propiamente dicho. El trayecto es en descenso hasta Piedras Blancas para luego recorrer los 3km que nos acerca al Puerto Anchorena.
El tiempo estimado de la excursión es de 3 horas y el nivel de dificultad medio.

CIRCUITO PINTURAS RUPESTRES: en la isla tendremos la posibilidad de conocer muestras del arte rupestre, dando indicios de la presencia del hombre desde hace 7 siglos. Podremos encontrar muestras de las pinturas cerca de la Hostería, todas ellas resguardadas de los efectos del hombre y el clima.

Pinturas Rupestres - Bariloche

Muestra del paso de los Puelches por la isla, se han encontrado balsas realizadas con troncos atados, que utilizaban para transportarse de una isla a otra.
Y como lugar de vivienda utilizaban las zonas rocosas de las costas, donde han dejado sus pinturas como impronta de su paso. Solían pintar en tonos rojos lo que esperaban que sucediera: el éxito en la caza y signos ceremoniales.

Cuenta la historia y los documentos que se han organizado, que hacia comienzos de la década del ´30 el Dr. François Machon oriundo de Suiza descubrió, en una laguna al norte de la isla, una Paccha.
Se trata de un recipiente típico de los indios de Perú, de forma pequeña y mango alargado, realizada en madera de canelo y utilizada para beber al goteo.
Este ejemplar demostró el tipo de vida llevada por los antiguos habitantes de la isla y dio una idea acabada del alcance que tuvo el Imperio de los Incas hasta llegar a nuestras tierras patagónicas.

A lo largo de nuestras excursiones en la isla, tendremos la posibilidad de ver otros ejemplos de las pinturas rupestres.

 

PUERTO BLEST Y CASCADA DE LOS CÁNTAROS


Pueto Blest - Bariloche

Partiendo desde Puerto Pañuelo, se trata de una excursión lacustre-terrestre que involucra todo el día y que se presenta como muy intenso por el trayecto recorrido y por los lugares bellísimos a los que se accede.

La embarcación toma rumbo hacia el oeste, navegando primero el Brazo Tristeza del lago Nahuel Huapi, haciendo sonar sus sirenas en señal de respeto profundo frente a la isla El Centinela donde descansan los restos mortales de Francisco P. Moreno.

Pueto Blest - Bariloche

Continuamos hacia el poniente e ingresamos al Brazo Blest, para descender en el puerto homónimo que cuenta con todas las comodidades, un magnífico hotel y restaurante.

Castada de los Cántaros - Bariloche

Aquí comienza el trayecto terrestre de esta excursión...
En primer lugar se puede acceder a un sendero de pocos kilómetros y que se dirige hacia el norte hasta la zona, donde se ubica la Cascada de los Cántaros.
Es uno de los paisajes más fantásticos que posee la zona, con la magnificencia de la Selva Valdiviana. En la región más húmeda del país, con registros que superan los 2000 mm anuales de precipitación y con tremendos ejemplares arbóreos que se desarrollan en pisos o estratos que parecen alcanzar el cielo.
Toda la región presenta una humedad residual que todo lo penetra y que ha permitido la existencia de una flora exuberante.

La Cascada de los Cántaros se nutre de las aguas de deshielo que recibe del L ago de los Cántaros. P ara poder recorrer el lugar hay que ascender unos 800 escalones, labrados en el desnivel, que nos permiten obtener las más bellas imágenes de la caída de agua.

Puerto Blest - Bariloche

Retornando a Puerto Blest un vehículo especial nos acercará hasta la orilla del lago Frías, donde se localiza el pequeño Puerto Alegre.
Desde allí un catamarán nos llevará a recorrer de norte a sur toda la laguna hasta el Puerto Frías, el paisaje es magnífico, con sus aguas de color verde intenso. Este espejo de agua recibe los derrubios del glaciar Frías, que desciende desde el Volcán Tronador.

En este paraje comienza un camino de unos 3 Km de extensión que nos llevará hasta el límite argentino-chileno, encontrándonos con uno de los pasos más transitados a esta latitud: el Paso Pérez Rosales.
Se puede cruzar la frontera y luego volver para retomar el camino que nos llevará finalmente a San Carlos de Bariloche.

Pueto Blest - Bariloche

 
 
Volver al Circuito

 
 
Todos los derechos reservados
® ARGENTINA VIAJERA » Turismo de Argentina - info@argentinaviajera.com.ar