Versión Móvil
Versión PC
Versión Móvil
Versión PC
 
 
Home Page
Hoteleria
Feriados
Promos
Mascotas
Turismo Accesible
Transporte
Contacto

COSTA ATLÁNTICA
 
   
Redes Sociales
Feriados en Argentina
 
Distancias
Redes Sociales
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
  Distancia desde Capital Federal
~413 kms
  Acceso desde Capital Federal
RN1 - RN2 - RP63 - RP11
 
HOTELERÍA
 

 
Consulta Rápida
 
 
 

• Ostende | Costa•

      Importantes arquitectos e ingenieros
confeccionan un damero muy original para esta nueva ciudad,
poblada de avenidas, diagonales
y con la excentricidad de poseer un hemiciclo
donde se proyectó construir el corazón mismo de la localidad

Originalmente estas tierras pertenecían a Don Héctor Guerrero; quien vendió un predio a dos belgas llamados Agustín Poli y Fernando Robette.
Ambos, asociados con el francés Jean Marie Bourel, conciben la fundación de una ciudad balnearia similar a la existente en Bélgica.

Importantes arquitectos e ingenieros confeccionan un damero muy original para esta nueva ciudad, poblada de avenidas, diagonales y con la excentricidad de poseer un hemiciclo donde se proyectó construir el corazón mismo de la localidad.

Llegar hasta este lugar era una verdadera travesía a principios del siglo XX...
Se debía abordar un tren en la estación de Constitución y este llevaba a los visitantes hasta la estación Juancho, desde allí eran trasladados por medio de un pequeño tren de vías móviles hasta el balneario.

 


 
  Un Balneario con mucha personalidad
   
 

En 1912 comienzan los trabajos destinados a construir una de las ramblas más destacadas dentro de las zonas balnearias, que abarcaría toda la longitud del hemiciclo.

Las instalaciones balnearias eran de avanzada para su época, ya que contaba con vestuarios, sanitarios y otras comodidades para los turistas que llegaran hasta sus playas.

   
 

Un grupo importante de familias belgas se habían instalado en estas tierras, hasta que al estallar la Primera Guerra Mundial la mayoría de ellos retornaron a su país de origen.
Casi la totalidad de ellos se hospedaban en el Gran Hotel Boulevard Atlantic que abrió sus puertas allá por 1889, que poseía numerosos detalles de lujo y de confort.

El Hotel Atlantic sólo fue construido en una mínima porción del proyecto original, actualmente es residencia de estudiantes. Su mirador todavía es utilizado para observar el mar y obtener muy buenas panorámicas del lugar.

   
  "La Elenita" | Ubicación: Estocolmo y Playa
   
 

También conocida como "La Casita de Frondizi", La Elenita fue construida en el año 1935 por el ex presidente Arturo Frondizi y su esposa Elena Faggionato.
Considerada Monumento Histórico Nacional, se trata de una pequeña cabaña de madera enclabada en la playa misma de Ostende.

   
 

En ella vemos resumido el trabajo conjunto de las familias y la lucha del hombre por sobreponerse a las inclemencias del clima y a lo que supo ser una zona de dunas vivas (cambiantes con los vientos).

Desde el año 1993, momento en que la Sra. María Mercedes Faggionato realizó su reestructuración, La Elenita se ha convertido en el paseo cultural obligado para los visitantes de Ostende.
Hoy, la Casita de Frondizi alberga toda la historia de sus creadores resumida en objetos, escritos y fotos que se exponen a todos los visitantes.

   

  Museo Histórico | Ubicación: Calle De Metz y Niza
   
 

Se trata de un Museo Histórico organizado por la Asociación de Amigos del Museo del Partido de Pinamar y que suma en sus salas la historia misma de Ostende.
Todo resumido en cartografía, cartas, notas periodísticas, fotografías, historias de vida de familias del lugar, turistas y objetos centenarios que cuentan parte del surgimiento de este destino turístico de excelencia en la costa.

Su colección fotográfica muestra cronológicamente la historia de Ostende desde la llegada de los primeros habitantes, quienes dieron el puntapié inicial para el surgimiento de la Villa Balneario.

Dirección: Calle De Metz y Niza - 02254-493050
Horario: Jueves a Domingo de 15 a 18 hs

 

 

  Viejo Hotel Ostende | Ubicación: Cairo y Biarritz
   
 


Otro hotel mítico en la zona es el Ostende, fundado en el año 1913 y desembocaba en un antiguo muelle donde se construyó un pequeño boliche muy conocido en este paraje que se denominaba “El Viejo del Acordeón”.
Este hotel está plagado de historias y anécdotas...
por ejemplo: en la habitación 51 se hospedó Saint Exupery y cuentan los lugareños que fue en papel con membrete de este hotel que realizó los primeros esbozos de su obra “El Principito”.

   
 
 
 
 

 

 
Subir